El rol de la prensa

El Plebiscito en los medios

5 de septiembre al 5 de octubre

Fue una espera tensa. La noche del miércoles 5 de octubre de 1988 los cómputos demoraban. Días antes la franja política auguraba un triunfo para la opción NO, pero solo el resultado expresado en las urnas podría tener real validez. El subsecretario del Interior, Alberto Cardemil, dio por largo rato un 51,3% de votos a la opción SÍ. Y el entonces diario estatal La Nación celebró la momentánea victoria. Pero los medios de comunicación de uno y otro lado olfateaban que eso no era cierto. ¿Reconocería Augusto Pinochet su derrota? Las palabras del general Fernando Matthei, que integraba en ese momento la junta militar, no dejaron espacio a la duda. Había vencido el NO. Rápidamente, todos los diarios se apuraron a escribir los titulares con los que amanecerían al día siguiente:

El Mercurio que había sido un fiel aliado del gobierno tituló: “No: 53.31%; Sí_ 44.34%” El resto de su portada le dio espacio a voces oficialistas como la del entonces Ministro del Interior Sergio Fernández que aseguraba que acatarían la voluntad popular, aunque se sabía que en La Moneda el ambiente no era nada calmo.  (foto de la portada)

La Tercera de la Hora, como se llamaba entonces la actual Tercera anotó “¡Triunfa el no!” y también recogió las palabras del ministro del Interior, agregando además en un recuadro algunas palabras de Patricio Aylwin respecto al triunfo opositor.

En la vereda opositora, donde la censura era un tema conocido, los resultados electorales dieron un respiro importante.  El diario La Epoca, que había acompañado con importantes artículos y entrevistas todo el proceso, publicó un inusual título a todo lo ancho de la portada para anotar: “Amplio triunfo del NO” y en páginas interiores fotos, columna y opiniones dieron cuenta de la alegría ciudadana en los días que siguieron. También de las aprehensiones que se veían venir.

Fortín Mapocho, en tanto, pasaría a la historia por haber puesto una importante cuota de humor a esa semana que cambiaría para siempre los destinos de Chile.  Tras recomendar a sus lectores “vote tranquilo, su voto es secreto” y titulando el 5 de octubre con “Sin miedo, sin odio y sin violencia Chile dirá que no”, el 6 de octubre parafraseó a los animadores del Festival de Viña, titulando: “ Autor: el pueblo de Chile. Intérprete: Sol y Lluvia. ¡Adiós general, adiós carnaval!”

Los días que siguieron las revistas Apsi, Análisis, Cauce y Hoy que jugaron un valiente rol informativo durante los años más duros de la dictadura, coincidieron con una esperanzadora cobertura. Lo mismo ocurrió con radio Cooperativa y radio Chilena, donde valientes periodistas reportearon por años bajo amenaza. Televisión Nacional, el principal medio de propaganda del gobierno militar fue cauto. Lo mismo que los demás medios de comunicación. Sin embargo, estaba claro que se había producido un cambio.

A la semana siguiente, el 11 de octubre, Fortín Mapocho, distendió el panorama político con el más recordado titular de la prensa de esos años: “Corrió solo y llegó segundo”.

La celebración y los abrazos continuaron por muchos días. Luego siguió el proceso eleccionario que sacaría de La Moneda a Augusto Pinochet.  La cobertura de esos años nos permite recordar hoy este histórico suceso. Pero paradójicamente, salvo radio Cooperativa, ninguno de los medios de comunicación que contribuyeron con información, compañía y análisis a vencer el miedo y avanzar a la democracia sobrevivió a su llegada.  Y hoy se hace cada vez más claro que la voz representada por esa prensa que hoy está ausente, ha hecho mucha falta.

Todas las portadas recopiladas y publicadas por la Fuerza del Lápiz pertenecen a la colección de periódicos de la Biblioteca Nacional de Chile.